Etiquetas

, ,

Cuando uno vista Chicago, a orillas del impresionante lago Michigan, en el medio oeste estadounidense, tiene una obligación: visitar la espectacular Torre Willis, antes conocida como Torre Sears. Sus impresionantes 443 metros de altura cortan la respiración. Mires desde donde mires. Ya sea desde el suelo, ya sea desde el piso 103, donde se ubica el “skydeck”, un mirador a 412 metros de altura para disfrutar de unas vistas increíbles sobre toda la ciudad de Chicago. Y no sólo de la ciudad. Si el día está despejado se puede otear el horizonte y divisar territorio de cuatro estados de la Unión y del lago Michigan.

DSCN2344Chicago. Torre Willis

El skydeck no es un mirador a cielo abierto, no es una terraza. Es una planta cerrada, por los cuatro lados, y las vistas se pueden contemplar a través de unos enormes ventanales de vidrio reforzado. Sin embargo, en la cara oeste de este piso está “The Ledge” -la cornisa-, tres balcones transparentes que te dejan literalmente colgado en el aire. Debajo de tus pies sólo hay un suelo de vidrio transparente, por lo que la sensación de estar suspendido en el vacío es total. No apto para quienes padecen vértigo, recomiendo al resto asomarse a ellos. No hay palabras para describir la experiencia.

IMG_1002   The Ledge

Este pasado miércoles 27 de mayo ha saltado la noticia. Una familia californiana de hispanos visitaba la Torre Willis y decidió, como hacemos casi todos cuando vamos allí, asomarse también a uno de estos balcones transparentes. Y sucedió. El suelo empezó a resquebrajarse y los chicos, dos hermanos y dos primos suyos, se quedaron helados.

Hay que decir que el vidrio del suelo de esta cornisa tiene tres pulgadas y medio de espesor y aguanta sin problemas hasta cinco toneladas de peso. Rápidamente los responsables de la torre han salido al paso declarando que el resquebrajamiento se había producido en la capa de pintura que protege el vidrio de la plataforma, que no había afectado a su estructura y, por lo tanto, no supuso un peligro real y auténtico para los visitantes en ningún momento.

Tras las labores de reparación, The Ledge, en la Torre Willis de Chicago, se ha reabierto de nuevo este viernes 30 de mayo para amantes de emociones fuertes.

Ubicación: 233 South Wacker Dive, Chicago, Illinois. Estados Unidos

Anuncios