Etiquetas

,

Acabo de aterrizar de mi estancia en el norte de Italia. Uno de los lugares que he tenido ocasión de visitar en estos días es la bella ciudad de Bérgamo, situada en la región de Lombardía y a una escasa hora de tren, hacia el este, desde Milano Centrale, la impresionante estación central de ferrocarril de la capital lombarda, Milán.

Bérgamo es una de esas maravillas medievales que nos regala el país transalpino, muy bien conservada y que por sí sola merece que hagamos un alto en nuestro camino cuando exploramos Italia y nos estamos moviendo por el norte del país. Además dispone de uno de los aeropuertos más funcionales de Europa –Orio al Serio-, a sólo cinco kilómetros del centro histórico. Muy recomendado, especialmente si utilizamos una compañía aérea de bajo coste. Por su cercanía a Milán, se considera de facto su tercer aeropuerto.

Antes de lanzarnos a descubrir Bérgamo tendremos que buscarnos un alojamiento. Y este es el motivo de nuestra entrada de hoy. Bérgamo tiene dos partes claramente diferenciadas: la Città Alta, el verdadero corazón histórico situado sobre una atalaya en forma de colina, que domina a su vez la Città Bassa, la parte más nueva y comercial de Bérgamo que se sitúa abajo, en la llanura.

Città Alta desde la Città Bassa

Città Alta desde la Città Bassa

La ciudad -en sus dos partes- dispone de una magnífica infraestructura hotelera apta para todos los bolsillos. Sin embargo, y para presupuestos modestos, aconsejo un lugar ideal para pernoctar: el Central Hostel, situado en la Via Ghislanzoni 30, a escasos diez minutos andando desde la estación de autobuses y trenes. Si llegáis en el autobús que enlaza el aeropuerto con la ciudad, os tenéis que bajar en la parada Largo Porta Nuova.

Desde aquí apenas cinco minutos caminando os separan del hostel. Su céntrica ubicación, en la ciudad baja, así como el trato, el ambiente y la excelente relación precio-calidad-prestaciones, lo hacen muy recomendable para dejar la mochila en él y lanzarse a conocer Bérgamo sin problemas.

A pocos minutos andando por el Viale Papa Giovanni XXIII –la principal arteria de la ciudad baja- hacia la colina donde se sitúa la ciudad alta, os encontraréis con el funicular que data de fines del siglo XIX y que os permitirá salvar cómodamente el desnivel para llegar hasta el maravilloso centro histórico medieval localizado allá arriba.

Central Hostel en Bérgamo

Central Hostel en Bérgamo

El Central Hostel dispone de habitaciones individuales, dobles o compartidas. Dentro tenéis conexión WI-FI gratuita en todo el edificio, además de una sala de ordenadores por si no lleváis encima vuestro portátil o tablet. Televisión con cadenas internacionales y caja fuerte electrónica en las habitaciones, biblioteca, un acogedor bar y la posibilidad de realizar llamadas a teléfonos fijos o móviles de manera gratuita durante diez minutos, son otras posibilidades de este recomendable hostel.

Como ya he citado en otras ocasiones el blog trata de ofrecer pequeños consejos y datos útiles que complementen las crónicas viajeras. Por eso hoy, con esta entrada, quería daros a conocer una buena alternativa de alojamiento si os dejáis caer por la ciudad de Bérgamo. No hay un interés publicitario ni comercial, no llevo comisión por citar el hostel y tan sólo es eso, una buena opción -en mi humilde opinión- para alojarse en la ciudad y que he tenido ocasión de comprobar personalmente. Espero que os sirva y sea útil si visitáis Bérgamo.

El resto, explorar la ciudad y contarlo, es algo sobre lo que ya estoy trabajando. Pronto en el blog.

Anuncios