Etiquetas

, ,

Market Street es una de las arterias más importantes de la ciudad de San Francisco, en California, Estados Unidos. Se trata de un gran eje diagonal de unos cinco kilómetros de longitud que conecta el distrito de Castro, el centro de la comunidad gay de la ciudad, a los pies de las célebres montañitas de Twin Peaks, en el suroeste, con el distrito financiero y el Puerto, lo que localmente se conoce como “The Embarcadero”, en el noreste.

s.fco-market1Tranvía Línea F en Market St.

Ni que decir tiene que al tratarse de una calle tan larga va atravesando distintas zonas de San Francisco, con una arquitectura muy variada y con una tipología de residentes igualmente diversa. Por encima y debajo de su pavimento circulan todo tipo de formas de transporte público. En el subsuelo tenemos el metro de la ciudad -el MUNI-, y los trenes del BART, considerado como una segunda red de metro, pero que en la práctica funciona de manera similar a la red de trenes de Cercanías, aquí en España.

A esto hay que sumar en superficie autobuses, trolebuses, y sobre todo los Streetcars, los célebres y maravillosos tranvías eléctricos de San Francisco, auténticas piezas de museo rodantes, de procedencia muy diversa puesto que se trata de tranvías que en su día recorrieron las calles de ciudades tan dispares como Birmingham, Oporto, Moscú… y que una vez restaurados y puestos a punto, ahora operan en las calles de esta bella urbe californiana.

Para el viajero son de especial interés los tranvías de las líneasE” y “F”, los de esta última hay que marcarlos en rojo ya que nos llevarán hasta el siempre concurrido y famoso Pier 39, en Fisherman´s Wharf, el conjunto de animados muelles que se extienden por el borde norte de la ciudad, en la bahía, con sus restaurantes donde degustar excelente pescado fresco y deliciosos cócteles de cangrejo, mercados, tiendas, museos, un acuario, una plataforma con leones marinos tomando el sol y emitiendo unos gruñidos atronadores… y con la cinematográfica isla de Alcatraz enfrente. Visita obligada si queréis decir que habéis estado en San Francisco.

s.fco-market2Arquitectura en Market St.

Pero volvamos a Market Street. Partiendo de Castro esta calle desprende un aire eminentemente residencial, con viviendas de poca altura y un ambiente tranquilo y bohemio. Cuando alcanza la zona de Civic Center –cerca del ayuntamiento- y su intersección con Powell Street, en el centro, se torna en paraíso para las compras, con sus grandes centros comerciales y hoteles, y a medida que nos acercamos hacia el puerto entramos en el distrito financiero, con imponentes rascacielos de vidrio y acero. El poder del dólar en todo su esplendor.

s.fco-market3    Distrito financiero en Market St.

Es en la conjunción de Market con O´Farrel Street, a pocos minutos de Powell y del corazón de la ciudad que es Union Square, donde se levanta uno de los edificios más impactantes y llamativos de San Francisco: el Phelan Building.

Confieso que cuando pasé frente a él me quedé prendado. No tengo mucha idea de arquitectura, pero cuando te encuentras delante de una joya lo sabes, y lo sabes a pesar de tu infinita ignorancia. El Phelan es un edificio que recuerda mucho a otro que se levanta majestuoso en la ciudad de Nueva York: el Flatiron. Tal vez por eso, porque el neoyorquino también me impactó cuando lo vi por primera vez, éste de San Francisco captó toda mi atención y admiración.

s.fco-ed.phelan1Edificio Phelan en Market St.

El actual es en realidad una segunda versión de otro edificio Phelan de seis plantas que se construyó en 1881 en el mismo sitio, pero que el tremendo terremoto de 1906 se encargó de destrozar y dejar en ruinas tras un pavoroso incendio que siguió al terremoto. El “padre” de esta primera criatura fue James Phelan, inmigrante de origen irlandés y cabeza después de una de las familias más prominentes de San Francisco. Su hijo, James D. Phelan, senador y alcalde de la ciudad, además de banquero y coleccionista de arte, fue el encargado de dar vida al segundo y definitivo Phelan Building que vio la luz en 1908, apenas dos años después del trágico temblor de tierra que había barrido del mapa a su predecesor.

Estamos ante una estructura de acero que se levanta once pisos por encima del suelo de la calle, con ventanas metálicas y planta triangular. Para recubrir la fachada se eligió terracota vidriada en color crema, y es esta acertada elección la que produce un increíble efecto visual según la hora del día que contemplamos el Phelan. La luz diurna tiene un reflejo muy cambiante sobre su fachada, ofreciendo maravillosas tonalidades y distintos matices del color crema a medida que avanza la jornada. Si a esto unimos su atrevido “esquinazo”, con vistas a dos calles, el resultado es una obra de arte.

s.fco-phelan2    El Phelan Building al atardecer

En la actualidad el singular edificio Phelan acoge espacio en su interior para tiendas y oficinas, pero sin duda el mayor atractivo diría que está y lo tiene en su exterior. Por todo ello se considera como uno de los puntos de gran interés de la ciudad californiana, un hito.

Ubicación: 760 Market Street, San Francisco.

Anuncios