Etiquetas

Cuando los viajeros llegamos a un aeropuerto y nos toca pasar un tiempo nada desdeñable esperando a que abran el check-in o se inicie el embarque de nuestro vuelo, siempre vamos a la búsqueda y caza de ciertos elementos que, por cotidianos y accesibles en nuestra vida diaria, no dejan de estar cotizadísimos en recintos aeroportuarios.

Hablamos por ejemplo de los enchufes en cualquier pared o columna para recargar las baterías de la interminable lista de dispositivos electrónicos que por lo general llevamos con nosotros y se convierten en imprescindibles en nuestro viaje: ordenadores portátiles, tablets, móviles, cámaras fotográficas, reproductores de música…

Hablamos de rincones para extender nuestros sacos de dormir o esterillas y echar un sueñecito que ayude a pasar la noche. Porque, ¿quién no ha tenido que pasar en alguna ocasión toda una noche en un aeropuerto debido a que nuestro vuelo sale tempranísimo o estamos en medio de una escala agotadoramente larga?

Y hablamos también de algo que ya se está convirtiendo en imprescindible para cualquier tipo de viajero: el dichoso WiFi. Tema espinoso éste porque cada país, cada aeropuerto, tiene su propia política a la hora de proporcionar un servicio que ante todo siempre debiera ser de acceso público y gratuito para los usuarios. Pero no siempre es así … para desgracia nuestra.

T-4Aeropuerto “Adolfo Suárez Madrid-Barajas”. Terminal 4

Pues bien amig@s. Parece que algo empieza a cambiar, al menos aquí, en España. A partir del próximo mes de octubre -falta concretar la fecha exacta- Aena, el gestor aeroportuario español, va a permitir que los usuarios de los 46 aeropuertos españoles tengan acceso gratuito e ilimitado a Internet vía WiFi, con una velocidad cuatro veces superior a la actual, dentro de sus instalaciones.

Para ello se ha adjudicado el servicio de prestación y explotación de este servicio a un operador de telecomunicaciones -Eurona Telecom- durante un periodo de dos años. Hay que aclarar que en la actualidad ya es posible conectarse a través de WiFi en los aeropuertos de España de manera gratuita, pero durante un máximo de media hora.

Así pues estamos de enhorabuena. Al menos durante esas esperas interminables en cualquier aeropuerto podremos conectarnos sin el agobio del tic-tac del reloj y navegar por la Red, en especial cuando los megas de nuestra tarifa de datos estén ya en la últimas. De todas formas no está de más recordar en este punto que debemos extremar el cuidado cada vez que accedemos a Internet utilizando una red WiFi en espacios públicos porque, como ya sabemos, su seguridad suele ser nula. Todo no podía ser perfecto, ¿verdad?

Anuncios