Poco a poco, pasito a pasito este pequeño blog ha llegado a su entrada número cien. Un número redondo y de cierta entidad que confieso no sabía si alcanzaría cuando en mayo del año pasado me atreví con este experimento cibernético-viajero. Con estas cien entradas el blog se ha hecho un poquito más mayor. La idea es que siga creciendo y acercando a todos sus lectores y lectoras la intensidad que genera un viaje y todo lo que se cuece y se mueve alrededor de este apasionante mundillo del turismo y de los viajes.

blog    Cien entradas

Fue la insistencia de algunos amigos lo que finalmente me animó a lanzarme con “La Mochila De Marco Polo” y poder contar así algunas de mis experiencias viajeras dentro y, sobre todo, fuera de España, mi país de origen. Tras las dudas iniciales llegué a la conclusión de que lejos de crearme una obligación, el blog se podría convertir en una interesante ventana de mis vivencias y pensamientos como viajero. Sin más. Por eso me divierto escribiendo, a mi ritmo, con mi estilo, y por eso mismo este blog tan personal sólo tiene fines divulgativos y de entretenimiento, sin el menor atisbo de caracter lucrativo. Si fuera de otra manera, sencillamente nunca lo hubiera puesto en marcha.

dubrovnik     El autor en Croacia

Contar y compatir. Es lo que me mueve desde aquel 2 de mayo de 2014 cuando se publicó el primer post. Hoy, cien entradas más tarde, sigo dándole al teclado y espero que tod@s vosotr@s continuéis dispensando la atención e interés que tan amablemente habéis demostrado por este pequeño invento. Me siento orgulloso de haber llegado hasta aquí. Lo que venga a continuación será pensando, como siempre, en vosotros y vosotras, los destinatarios finales de este sencillo y humilde blog viajero. 🙂

Anuncios