Etiquetas

, , ,

Fueron tres de las quince “alumnas” de aquel férreo internado conocido como Unión Soviética. Pero a comienzos de 1990 decidieron recoger los bártulos y abandonar la disciplina de los soviets para empezar una nueva vida por su cuenta.

Ni los nuevos aires reformistas impulsados desde el Kremlin por la “perestroika” de Mijaíl Gorbachov, ni su política de transparencia o apertura iniciada en 1986 con la llamada “glasnost“, que pretendía regenerar el rancio comunismo heredado de Lenin, lograron frenar las ansias de volar por sí solas.

Las tres se independizaron en 1991 y fue el principio del fin para la URSS. El trío de rebeldes fueron Lituania, Letonia y Estonia, las tres díscolas del Báltico, el objetivo de este blog en los próximos días.

Mapa1-rep_balticas

Vilnius, Riga y Tallinn, sus capitales, serán visitadas por “La Mochila de Marco Polo” en esta primavera y además nos acercaremos hasta los últimos confines de Estonia y de la Unión Europea, en Narva, justo a las puertas de la Federación Rusa. Todo cuando se van a cumplir veinticinco años de la recuperación de la plena soberanía de los tres estados bálticos. Antes, entre 1918 y 1940 también fueron independientes. Pero Adolf Hitler primero, durante la Segunda Guerra Mundial, y Josef Stalin después del fin de la misma, destrozaron los anhelos de sus habitantes por navegar con rumbo propio.

riga-letoniaRiga, capital de Letonia

Tres países afines en apariencia, pero con alma y corazón dispares; con capitales y ciudades tan distintas y desiguales como apacibles y elegantes. Allí estaré en breve y desde allí trataré de contar mis impresiones. Estáis invitados a este viaje virtual. Tan solo hay que mirar a través de esta pequeña ventana cibernética. Así de sencillo 🙂

Mapa vía WikiDeViajes

Anuncios