Etiquetas

, ,

En España, y en el resto del hemisferio norte, ha comenzado el verano. Estrenamos época del año en la que la buena parte de la gente inicia sus merecidas vacaciones estivales y muchos clavan su mirada en un destino muy popular y apetecible: Estados Unidos. Si es vuestro caso leed lo que viene a continuación porque a buen seguro será de interés.

Como es conocido, para viajar a la patria del presidente Obama los españoles necesitamos un pasaporte válido que incluya datos biómetricos, obligatorio desde el 1 de abril de 2016. En principio si nuestro viaje es por turismo o negocios y la estancia es inferior a 90 días, estamos exentos de obtener un visado de entrada en virtud del programa de exención de visados –VWPVisa Waiver Program– implementado en 1986 por la administración estadounidense y que se aplica a treinta y ocho países, la mayoría europeos.

El VWP se complementa y coordina con otro programa –US-VISIT-, en vigor desde 2004, por el cual los nacionales de los países exentos de visado son registrados al entrar en el país mediante una fotografía y la captura de sus huellas dactilares, si bien el programa afecta a todo tipo de viajero que entra y sale de Estados Unidos. De hecho el US-VISIT es considerado el mayor sistema biométrico del mundo.

DSCN3025Aeropuerto O´Hare de Chicago, Estados Unidos

Por otro lado para acogerse a este programa de exención de visados se exige al viajero la cumplimentación del “Sistema Electrónico de Aprobación de Viajes“, “ESTA” por sus siglas en inglés, vigente desde 2009, y así obtener la autorización de entrada al país. Esta autorización es válida por dos años y se tramita online hasta las 72 horas anteriores (recomendable) a nuestro aterrizaje o desembarco en territorio de Estados Unidos. Gestionar el ESTA no es gratuito y es requisito indispensable para entrar en el país norteamericano.

Si la respuesta a nuestra petición por parte del Departamento de Aduanas y Control Fronterizo estadounidense fuese negativa, sencillamente no podríamos viajar de manera inmediata y tendríamos que solicitar un visado de no inmigrante en la embajada o consulado correspondiente de Estados Unidos.

golden gate-sfco.Puente Golden Gate en San Francisco, Estados Unidos

Hasta aquí los requisitos que con carácter general imponía la administración norteamericana para viajar y entrar sin visado en territorio de los Estados Unidos de América.

La novedad que ha introducido el Departamento de Seguridad Nacional desde el 21 de enero de 2016 a este programa de exención de visados, y que supone una vuelta de tuerca más para complicar la vida al sufrido viajero, afecta a aquellas personas que desde el 1 de marzo de 2011 hayan viajado en algún momento a Irán, Irak, Sudán, Siria, Libia, Somalia y Yemen, o tengan doble nacionalidad con alguno de estos países. Si estamos en este caso el ESTA no será aprobado, o será revocado vía email si lo tuviéramos en vigor, y directamente tendríamos que solicitar un visado si pretendemos viajar a Estados Unidos.

Pero hay excepciones. Si sois militares o funcionarios gubernamentales y habéis estado por motivos oficiales en alguno de esos países que Estados Unidos considera del “eje maligno”, podéis estar tranquilos porque no os pondrán problemas.

De la misma manera, si sois funcionarios de organizaciones internacionales o de gobiernos y parlamentos regionales, y habéis viajado a cualquiera de esos países con carácter oficial, o bien periodistas y miembros de ONG´s humanitarias en viaje profesional, se estudiará caso por caso y en principio no debería haber obstáculos para entrar en el país norteamericano. No obstante es recomendable ponerse en contacto previamente con la embajada, la compañía aérea y tener a mano documentación acreditativa en el momento de viajar.

control pasaporte  Pictograma de “Control de Pasaportes”

Una consideración final. La obtención previa del ESTA, que al fin y al cabo no deja de ser una forma encubierta de visado o peaje para entrar en Estados Unidos, NO garantiza la entrada al país. Cuando llegue el momento de atravesar el control de inmigración, la última palabra la tendrá siempre el oficial de aduanas y protección fronteriza. Todo en aras de la seguridad, prevención de riesgos por amenaza terrorista, bienestar y salud de los estadounidenses, además de extranjeros residentes y turistas en suelo americano.

¡Buen viaje! 🙂

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores de España y Embajada USA en Madrid

Anuncios