Etiquetas

, ,

Cada vez lo tengo más claro. El mundo de la aviación civil comercial es tan apasionante, como friki. Casi a partes iguales. En este blog ya he dedicado espacio para relatar las extravagancias de alguna que otra aerolínea a la hora de planificar y diseñar un servicio aéreo regular entre dos ciudades. Viena y Bratislava, sus periferias, exagerando un poco, casi se tocan. Sin embargo esta circunstancia no es óbice para que estén unidas por avión. No es caso único. Ni mucho menos.

Hace unos días cayó en mis manos una noticia que me dejó pensativo a la vez que estupefacto. La noticia en cuestión rezaba: “El vuelo internacional más corto del planeta“, con un subtítulo que añadía: “Está en funcionamiento desde el pasado 2 de noviembre y conecta una ciudad alemana con otra suiza“.

Vamos a situarnos en el mapa. Solo así se puede entender lo disparatado de esta ruta que es operada por una pequeña compañía aérea austriaca llamada People´s Viennaline y cuyos aviones realizan el considerado como vuelo internacional comercial más corto del planeta.

rutaCH1Lago Constanza

Origen en FriedrichshafenBaviera-, República Federal de Alemania. Destino Sankt Gallen, capital del cantón homónimo, en Suiza. La primera se localiza en la orilla norte del lago Constanza. La segunda a escasa media docena de kilómetros de la orilla sur del mismo lago. Distancia en línea recta entre ambas: poco más de 20 kilómetros. Duración total del vuelo: unos 10 minutos, minuto arriba, minuto abajo.

Si no existiera alternativa viable para enlazar ambas ciudades por otros medios, esta ruta aérea podría tener algún sentido y justificación. Sin embargo existe un servicio de ferries para desplazarse de una a otra en un plácido viaje surcando las tranquilas aguas del lago en un trayecto de unos 35 kilómetros. No es previsible que su duración en tiempo rompa los nervios de cualquier pasajero ansioso por llegar a destino.

¿Realmente es necesario un avión comercial para un caso como éste con todo lo que ello conlleva: consumo de carburante, emisiones nocivas a la atmósfera, contaminación acústica…?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA   Preparados para despegue

La lista de vuelos absolutamente disparatados y extravagantes no acaba aquí. Vayan unos pocos ejemplos muy ilustrativos:

El vuelo intercontinental más corto une las ciudades de Tánger, norte de Marruecos, con Gibraltar, colonia británica situada en el sur de la Península Ibérica.
El vuelo internacional más corto entre dos capitales de país enlaza Kinsasa, capital de la República Democrática del Congo, con Brazzaville, capital de la República del Congo.

Y mi favorito:

El vuelo regular comercial más corto del planeta nos lleva desde Kegata hasta Apowo, ambas en Papúa, Indonesia. Duración del vuelo: tres minutos. Ni tiempo para escuchar una canción completa en nuestro reproductor de música.

* Dedicado a las víctimas de la última tragedia aérea acontecida en las porximidades de Medellín, Colombia, el pasado lunes 28 de noviembre a las 10 PM, hora local.

Anuncios