Etiquetas

,

Ocurrió justo antes de visitar el Parque Nacional Peneda-Gerês en el norte de Portugal. Era finales del pasado mes de octubre y me encontraba recorriendo el incomparable marco de las Rías Altas en mi querida Galicia natal. Y entonces me decidí por cumplir con un precepto que cualquier gallego debe realizar en vida: el rito de visitar el pequeño santuario de San Andrés de Teixido, “Santo André de Teixido” en la lengua de Rosalía de Castro.

dscn2634Acantilados de la Sierra de A Capelada desde la Vixia Herbeira

Nos situamos. Estamos en la vertiente más septentrional de la provincia de A Coruña, en la “Sierra de A Capelada“; una sucesión de escarpados y vertiginosos acantilados sobre el Atlántico coruñés que se extienden desde el concello (municipio con ayuntamiento) de Cedeira, en la ría del mismo nombre, hasta la conocida como “Punta dos Aguillóns“, en el concello de Cariño, al lado mismo del imponente cabo Ortegal y su faro. Unos acantilados cuyos desniveles dejan impactado a quien se asome a ellos. No en vano están catalogados como los más altos de la Europa continental a mar abierto. Únicamente algunos fiordos noruegos y contadas paredes de la costa irlandesa y de las autónomas islas Feroe, en el Atlántico norte, le disputan el honor de las alturas a los gallegos.

img_189Cabo Ortegal

Pues bien. Allí, en la cima de la conocida como Vixia Herbeira, o Garita de Herbeira -un mirador a más de seiscientos metros de altura sobre las casi siempre temibles y bravías aguas atlánticas-, el viento se muestra a menudo pertinaz, frío, intratable.

Puede resultar algo angustioso moverse por tan agitada atalaya porque el susodicho viento, con demasiada frecuencia, ofrece por estos lares su cara más agresiva y un golpe del mismo nunca es descartable. Para complicar aún más la delicada situación no podemos olvidar la niebla. Puede aparecer como una inesperada e incómoda visita. En cualquier momento. Precaución, pues, al dejamos caer por tan formidable y desafiante balcón natural. Dicho esto, las vistas son insustituibles, insuperables.

dscn2631Aldea de San Andrés de Teixido en el centro de la imagen

Desde el mirador de Herbeira tenemos a tiro nuestra pequeña y mágica iglesia de San Andrés de Teixido, en la aldea del mismo nombre. Se tiene constancia ya de la existencia en el siglo XII de un modesto monasterio en el mismo lugar. Desde entonces la peregrinación en romería hasta este misterioso rincón gallego lleno de tradición y misticismo no ha parado. Se dice que la puerta al más allá del mundo celta se encuentra precisamente aquí.

Pero no es todo. San Andrés de Teixido encierra una leyenda de la que pocos pueden sustraerse, y más si son (somos) gallegos de origen. “A Santo André vai de morto o quen non foi de vivo“, reza el dicho popular en lengua vernácula. A San Andrés va de muerto quien no fue de vivo, traducido. Y si eres gallego, lo harás muerto y, por si fuera poco, además en forma de reptil. Estamos avisados.

dscn2620Santuario de Santo André

Las idas y venidas de peregrinos en romería hacia el santuario son incesantes desde hace siglos, al menos que se sepa desde fines del siglo XIV. Los romeros vienen cumpliendo fielmente y de manera secular con la tradición de tirar una piedra en unos túmulos situados a ambos lados del camino, conocidos en Galicia como milladoiros“. La piedra “hablará” en el Juicio Final y probará de esta manera que quien la dejó allí, realmente visitó en vida el santuario.

La aldeita de San Andrés, donde se situa el pequeño cenobio, se emplaza en un escenario natural verdaderamente bello, sobre una ladera acantilada que se precipita hacia el mar, entre prados, brezales y bosques, donde ante todo mandan pinos y eucaliptos. Allí, entre estrechas callecitas y encantadoras casas de pueblo, emerge la mágica y legendaria iglesia de Santo André de Teixido. Con permiso de la catedral de Santiago de Compostela, este pequeño templo es el más visitado y venerado en Galicia tras el compostelano. Su sombra, pues, es muy alargada.

dscn2625Cruceiro en Teixido

El santuario, a pesar de su aspecto reducido y humilde, es un admirable ejemplo de gótico barroco del siglo XVI. La torre campanario data de dos siglos más tarde y tiene base cuadrada, con una cúpula rematada en pináculo. El interés por el pequeño templo continua en su interior donde podemos admirar unas valiosas pinturas murales. Pero lo que justifica la devoción de quienes acuden aquí en romería desde hace siglos es la imagen relicario de estilo barroco italiano de San Andrés, con un fragmento de hueso del apóstol.

dscn2626Interior del santuario

Y es que el apóstol es el protagonista de la principal leyenda que embarga a todo este mágico lugar y da sentido al mismo. Fue, según la leyenda, San Andrés quien navegando llegó hasta estos acantilados. Su embarcación volcó y se convirtió después en un peñasco conocido como “La barca de San Andrés“.

Ningún alma caritativa acudió en su auxilio y fue así que el apóstol recibió de Dios la promesa de que aquí tendría un santuario y acudirían a él en romería todos los mortales; bien en vida, bien post morten. Desde entonces Santo André de Teixido es un foco de peregrinación constante, donde acuden devotos e incrédulos, todos buscando algo; unos los favores del santo apóstol, otros sumergirse en el áurea mágica y misteriosa que envuelve el sitio.

Para salir de la aldea con los deberes bien hechos es imprescindible, además de visitar el santuario, beber de la Fuente de los Tres Caños, pedir un deseo a San Andrés y depositar en el agua un pequeño trozo de pan. Si éste no se hunde, la buena fortuna entrará en nuestras vidas y nos acompañará durante al menos un año.

dscn2630San Andrés de Teixido

Como buen gallego, este bloguero ya ha cumplido con la tradición de visitar en vida San Andrés de Teixido. Al menos no regresaré a este misterioso lugar convertido en repulsivo reptil. Todo un alivio 🙂

ACCESOS EN COCHE

Por la autovía AG-64 -en la provincia de A Coruña- tomamos la salida 13 en “San Sadurniño” hacia la carretera AC-862, sentido Ortigueira. La AC-862 nos conduce hasta “A Ponte de Mera“, en la ría de Ortigueira, donde nos desviamos hacia la DP-6121 que nos llevará hasta el concello de “Cariño“. A la entrada de la población tomamos a la izquierda la DP-2205 y seguimos hasta el final de la misma: “Santo André de Teixido“.

Anuncios