Etiquetas

, ,

Este blog siempre ha sentido una extraña fascinación por las noticias más inverosímiles que tienen que ver directa o indirectamente con el mundo de los viajes. Pero también por las cifras -no menos inverosímiles- que a menudo llevan asociadas dichas noticias. De esta forma “La Mochila de Marco Polo” se ha hecho eco, por ejemplo, de vuelos que algunas aerolíneas de bajo coste operan entre puntos que casi se tocan entre sí en el mapa y que difícilmente justifican un enlace aéreo entre ambos.

En el post de hoy, sin embargo, nos vamos al extremo opuesto. A pesar, igualmente, de lo llamativo de las cifras, en esta ocasión poner en el aire un ingenio volador de incontables toneladas de peso tiene el pretexto-excusa de unir dos ciudades separadas por varios miles de kilómetros, lo que convertiría en una auténtica pesadilla intentarlo por otras vías.

Aviones de Qatar Airways en Doha. Foto vía Wikipedia Commons

El pasado 6 de febrero la compañía aérea catarí Qatar Airways hizo despegar desde el modernísimo Aeropuerto Internacional de Hamad en Doha, la capital de Qatar, un potente y descomunal Boeing 777-200LR para enlazar a diario, y sin escalas, las ciudades de Doha y Auckland, la principal metrópoli y puerta de entrada a ese edén natural del Pacífico Sur conocido como Nueva Zelanda.

Veréis. Los números iniciales de esta ruta son apabullantes: distancia entre ambas urbes: 14.535 kilómetros; duración total del vuelo: 15 horas y 59 minutos. NON STOP.

Boeing 777 de Qatar Airways. Foto vía Wikipedia Commons

La fecha elegida por la aerolínea del pequeño estado árabe instalado en el Golfo Pérsico no se hizo al azar. Cada seis de febrero se conmemora en Nueva Zelanda elDía de Waitangi“. Justo en esa jornada, pero de 1840, se firmó el tratado del mismo nombre entre la Corona Británica y los nativos maoríes que habitaban desde siempre suelo neozelandés. Aunque el tratado tenía solo tres artículos y formalmente reconocía a Nueva Zelanda como colonia del imperio británico, se considera el documento fundacional de Nueva Zelanda, su punto de partida como nación, tal y como hoy la conocemos.

Auckland, Nueva Zelanda. Foto vía Pixabay

Por tanto desde inicios del pasado febrero el Doha-Auckland de Qatar Airways es ya el vuelo comercial más largo del mundo, desbancando así (por unos pocos kilómetros, apenas trescientos) al Dubái-Auckland, que opera la todopoderosa Emirates.

El resto del top ten lo completan:

  • Sidney-Dallas, Qantas, 13.804 kms
  • San Francisco-Singapur, United Airlines & Singapore Airlines, 13.592 kms
  • Atlanta-Johannesburg, Delta, 13.581 kms
  • Abu Dhabi-Los Ángeles, Etihad, 13.502 kms
  • Dubái-Los Ángeles, Emirates, 13.420 kms
  • Jeddah-Los Ángeles, Saudia, 13.409 kms
  • Doha-Los Ángeles, Qatar Airways, 13.367 kms
  • Dubái-Houston, Emirates, 13.145 kms

¿Quién será el próximo en destronar el nuevo récord?

Anuncios