Etiquetas

, , , ,

Cuando se publique este post, España -todo el país al completo- habrá entrado en lo que su gobierno central ha denominado desde el inicio de la pandemia por la Covid-19, y el consiguiente Estado de Alarma decretado el pasado 14 de marzo, “nueva normalidad”. Un escenario, algo incierto y difuso, por el que muchos y muchas llevan suspirando desde esa crítica fecha. Para todxs ellxs hoy, tras 98 jornadas en estado de alarma y confinamiento obligatorio -suavizado a medida que se avanzaba en el proceso de “desescalada” iniciado el lunes 4 de mayo-, ha llegado el gran día.

 Afirmativo 🙂

Desde este domingo 21 de junio en España se levanta ese marco de excepcionalidad que ha llevado a sus habitantes a vivir –y sufrir- una experiencia absolutamente inédita (y trágica por desgracia en muchos casos) en sus vidas. Ni los más mayores recuerdan algo parecido ya que para encontrar una situación análoga habría que retroceder hasta 1918, cuando la mal llamada “gripe española” provocó una terrible pandemia global que se llevó por delante la vida de entre 40 y 50 millones de personas en el mundo, de ellos algo más de 250 mil aquí, en España. El cómputo oficial de las autoridades españolas, sin embargo, redujo la mortalidad a 147.114 fallecidos. ¿Os resulta familiar esta controvertida dualidad?

   Pandemia de 1918

Y, ¿ahora qué?

La primera consecuencia tras decaer el estado de alarma es que a partir de hoy, 21 de junio, se recupera la movilidad TOTAL en todo el territorio español. En la práctica esto se traduce en algo obvio, pero no por ello menos esperado: desde la medianoche pasada cualquier nacional del país, o extranjero residiendo legalmente en España, podrá trasladarse de manera libre y sin restricciones por todo el territorio peninsular e insular español.

Ahora bien, ¿qué ocurre con los viajes fuera de nuestras fronteras? En este supuesto la cosa se complica un poco más, pero vamos a tratar de explicar y aclarar cómo quedan los desplazamientos por motivos de turismo allende nuestras fronteras nacionales, y la recepción, a su vez, de viajeros extranjeros que pretenden entrar en España.

Aeropuerto internacional “Adolfo Suárez-Madrid Barajas”, listo para ponerse en marcha de nuevo

DOS OPCIONES:

-Opción A

Viajes dentro de los límites interiores de la Unión

Europea y estados asociados al marco del Acuerdo

Schengen

En este caso España reabre sus fronteras a partir de hoy, 21 de junio, a los ciudadanos de estados miembros de la UE y del espacio Schengen, sin exigencia de cuarentena ni portar un certificado de viaje internacional tras el ingreso en el país, tal como ocurría hasta ayer mismo, al menos en lo que respecta al requisito de la cuarentena obligatoria de dos semanas.

La excepción, siempre las hay, la impone Portugal. Hasta el próximo día 1 de julio, y por petición expresa de nuestros vecinos del oeste, no se reabre la frontera más antigua del Viejo Continente en ambos sentidos. En la actualidad permanecen abiertos quince puntos de paso con el país luso -inicialmente fueron solo nueve-, si bien únicamente para transporte de mercancías, trabajadores transfronterizos y personal sanitario y diplomático, es decir, para actividades esenciales.

Paso fronterizo entre los dos estados ibéricos a través del Puente Internacional del Guadiana, entre Ayamonte (ESP) y Castro Marim (PT)

Todo lo dicho con anterioridad no significa que de manera automática los ciudadanos españoles podamos ingresar desde hoy libremente en cualquier estado miembro de la UE, o perteneciente al espacio Schengen. Esta cuestión va a depender de la decisión que cada país vaya tomando con respecto a España, si bien el hecho de que Madrid abra fronteras desde hoy será determinante para que las demás capitales tomen, en reciprocidad, la misma medida.

Como bien es sabido, el Acuerdo de Schengen permite viajar sin restricciones ni controles fronterizos por el interior de un territorio que concierne a veintiséis estados europeos adheridos a dicho acuerdo; veintidós de ellos pertenecientes a la UE.

Paso del Brennero/Brenner entre Italia y Austria

(Nota del blog: Para saber más sobre lo que implica y la trascendencia de este importante tratado de libre circulación de personas y mercancías en Europa, puedes consultar aquí)

Así las cosas, desde hoy España permite la entrada dentro de su territorio a viajeros de los siguientes países: Bélgica, Dinamarca, República Checa, Alemania, Estonia, Grecia, Francia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, Países Bajos, Austria, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia y Suecia, además de Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Ni que decir tiene que los ciudadanos españoles también tienen acceso preferente a su propio país desde fuera de nuestras fronteras.

Por si esto fuera poco, y en un alarde de optimismo, otra media docena de estados de la Unión Europea, pero que no han suscrito el acuerdo Schengen, tienen igualmente vía libre para ingresar desde este domingo en España. A saber: Irlanda, Rumanía, Bulgaria, Chipre, Croacia y Reino Unido. Este último, Reino Unido, es un caso muy particular. Los británicos siempre lo son. El gen de la disconformidad lo portan de serie en su ADN.

El pasado 31 de enero, y tras consumarse el inacabable Brexit, el Reino Unido de la Gran Bretaña dijo “bye bye” a la Unión Europea. Sin embargo ahora mismo el país de la “Union Jack” transita por una suerte de limbo temporal que le llevará hasta fin de año, periodo durante el cual intentará aclarar su futura relación post Brexit con el resto de europeos. Es por ello que en este interregno la compleja normativa comunitaria todavía es de aplicación en las Islas al otro lado del Canal de la Mancha, incluida la materia que concierne a inmigración y fronteras.

La torre Elizabeth, en Londres (UK), alberga el célebre reloj cuya campana se conoce popularmente como “Big Ben”

-Opción B

Viajes hacia y desde Terceros países ajenos a la

Unión Europea y espacio Schengen

En este caso España aceptará, de manera gradual, el ingreso de ciudadanos de esos terceros países a partir del próximo 1 de julio y tras un acuerdo multilateral con ellos que recaerá en la Unión Europea. Fue precisamente esta última quien recomendó no abrir fronteras exteriores hasta el 1 de julio, tras sucesivas prórrogas. Será, pues, Bruselas quien negocie en nombre de todos los socios con qué países se puede levantar restricciones y qué ciudadanos podrán viajar y visitar territorio europeo de forma segura, para ambas partes, en el capítulo sanitario.

Para tal fin las autoridades comunitarias exigirán tres requisitos: en primer lugar la situación epidemiológica de esos terceros países deberá ser análoga, o incluso mejor, a la de la propia UE y -2a. condición- deberán aceptar determinadas premisas sanitarias en origen, trayecto y destino. Por último, y no menos trascendente -3a. condición-, deberá existir reciprocidad; es decir, “yo acepto que vengas, ergo tú aceptas que vaya”.

Pasajeros en tránsito dentro del aeropuerto de Dubái, EAU

A nadie se le escapa que el sector turístico es una maquinaría decisiva en la economía interna de muchos países, en especial aquí, en el sur de Europa, donde la Covid-19 se ha ensañado de manera muy particular. En el caso de España el turismo supone más del 12% de su Producto Interior Bruto (P.I.B.) y por tanto urge poner en marcha de nuevo y cuanto antes toda esa ingente maquinaría a funcionar.

Sin embargo, este deseo, lógico y vital, colisiona de manera dramática con otro deseo no menos importante y también vital, cual es la seguridad sanitaria. Escribía al inicio de este post que desde hoy, ya sin estado de alarma, entramos en una nueva etapa de naturaleza incierta y titubeante; un periodo en el que si bien podemos disfrutar de algo similar a lo que en su día fue normalidad de manual, hoy se nos antoja una normalidad débil y frágil.

Turismo y hostelería, claves en la recuperación económica de muchos países. (Foto anterior a la pandemia)

La amenaza de este coronavirus, que se está cebando ahora mismo en América Latina, sigue ahí, presente, tal vez algo debilitado y aletargado aquí en Europa por las rígidas políticas de contención y confinamiento, pero permanece ahí, al acecho y esperando nuevas condiciones favorables para reiniciar en cualquier momento su ataque indiscriminado.

Es por ello que desde hoy se impone la cordura, responsabilidad, disciplina social y asumir que depende de todos y cada uno de nosotros y nosotras, de manera individual y colectiva, mantener a raya a este enemigo letal y tratar de convivir con él de la manera menos gravosa para nuestra salud. Al menos hasta que se disponga de la ansiada vacuna o tratamiento alternativo eficaz. Entretanto hay que priorizar la prudencia, sensatez y seguir las recomendaciones del departamento de sanidad de nuestras respectivas comunidades autónomas.

Ya podemos viajar por el interior de España y la mayor parte de Europa. Aprovechemos y disfrutemos de esta recuperada oportunidad, pero con mucha cautela y prudencia, ahora que ha empezado -hace unas horas- la estación reina para unas merecidas vacaciones, el veranito  🙂

“Comarca Sierra Oeste” en la Comunidad de Madrid, ejemplo de espacio natural para un turismo de interior y nacional 

Nos ponemos en marcha  🙂

Feliz verano y salud para todxs!!!

+INFO actualizada sobre movimientos y restricciones de viaje en la Unión Europea y área Schengen a través de la web del Ministerio de AAEE y en Re-open EU

IMPORTANTE

En tiempos de la “nueva normalidad”, RECUERDA:

 HIGIENE FRECUENTE DE MANOS

 MANTÉN DISTANCIA SOCIAL (1,5mts)

     USA MASCARILLA DE PROTECCIÓN

 Es por tu bien. Es por el mío. Gracias  🙂